miércoles, 25 de noviembre de 2009

LAS HERMANAS MARIPOSAS

25 de Noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer. Se eligió este día para conmemorar el brutal asesinato de las hermanas Mirabal, Patria, Minerva y María Teresa, tres activistas políticas asesinadas tal día como hoy hace 49 años a manos de la policía secreta del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana. Las hermanas Mirabal son también conocidas como "Las Mariposas", por ser este el nombre secreto de Minerva en sus actividades políticas clandestinas en contra de la tiranía trujillista.

Heroínas de la lucha antitrujullista. Nacieron en Ojo de Agua, en Salcedo. La primera en nacer fue Patria Mercedes(1924), poco después de que abandonaran el país las tropas interventoras de EEUU, la segunda, que todavía vive, fue Bélgica Adela(1925), seguida de María Argentina Minerva(1926) y la más pequeña, bautizada con el nombre de Antonia María Teresa, vino al mundo en 1935. Comenzaron sus estudios en Ojo de Agua. Posteriormente, Patria, Bégica Adela y Minerva fueron enviadas a estudiar al Colegio Inmaculada Concepción, en La Vega, permaneciendo María Teresa en el hogar por contar con solo 3 años.

Minerva, de las 4 hermanas, parece ser que vino al mundo con una inteligencia prodigiosa y con una manifiesta sensibilidad espiritual, según afirman las personas que las conocen desde su infancia. Estas características, sumándole que era una gran devoradora de libros sobre literatura y poesía, la convirtieron en una persona muy atractiva. Todas las hijas del matrimonio Mirabal Reyes fueron muy hermosas, pero la belleza de Minerva era algo proverbial, fuera de lo normal.

En 1949 ocurrió un acontecimiento que marcó el inicio del rumbo trágico, no sólo para Minerva, sino para toda su familia: la hermosa Minerva y sus padres fueron invitados a una fiesta ofrecida en Santiago, en el Palacio de la Gobernación, en honor a Trujillo, el entonces dictador de la República Dominicana. Allí, en esa recepción, Trujillo se quedó prendado de la belleza de Minerva Mirabal.

Minerva, por su parte, ya había conocido a Pericles Franco, un joven dirigente comunista que fue uno de los fundadores del Partido Socialista Popular. Establecieron una relación tan íntima, que se pensó que tenían una relación romántica. Pericles ya había estado varias veces encarcelado.

Tan hipnotizado por la belleza de Minerva, Trujillo invitó de nuevo a la familia a otra fiesta, esta vez de inauguración del Hotel Montaña, en Jarabacoa. El dictador y su hijo Ramfis bailaron con Minerva, no perdiendo la oportunidad Trujillo de demostrar con galanterías su atracción hacia ella, cosa que a Minerva no le agradó y dejó de bailar. De nuevo ese mismo año, el 12 de Octubre, día del descubrimiento de América, Trujillo organizó una nueva fiesta, a la que la familia Mirabal fue invitada de nuevo. La madre de Minerva se opuso a que esta acudiera, pero viendo las implicaciones políticas que esta negativa pordía acarrear, enviaron una comitiva compuesta por el padre, Minerva, Patria y Dede, estas últimas con sus respectivos maridos. Trujillo volvió a la carga, y volvió a ser rechazado. La inteligente y bella Minerva no sólo desairó a Trujillo, sino que solicitó al dictador que dejara tranquilo a Pericles Franco, un joven muy inteligente y preparado, según la muchacha. Esto molestó sobremanera al dictador. Al enterarse la familia de esta conversación, huyeron de la fiesta sin avisar, tan grandes eran sus temores. Esto desató la cólera de sátrapa, que lo vió vomo una irreverancia hacia su persona.

Debido a este incidente, y a pesar de la carta de disculpa que el padre de Minerva, Enrique Mirabal, envió al dictador, éste fue apresado y conducido a la cárcel junto a Minerva y varias de sus amigas. Todas las prisioneras fueron investigadas sobre las supuestas relaciones de Minerva con miembros del Partido Socialista Popular, y particularmente, con el dirigente comunista Pericles Franco. Duraron en prisión varias semanas.

A partir de este momento se montó sobre la familia Mirabal, y sobre todo sobre Minerva, un riguroso espionaje, donde Trujillo en persona era informado sobre todas sus actividades. El padre fue especialmente sometido a grandes humillaciones y vejaciones, muriendo poco después.

Al año siguiente, Minerva conoció a Manolo Tavares, también estudiante de derecho y con una elevada sensibilidad por los problemas sociales y políticas y ya para ese momento, aunque secretamente, era, al igual que Minerva, un fervoroso opositor al régimen de Trujillo. Y por ello sus amistades eran cuidadosamente seleccionadas en función de la unidad de criterios respecto a la trágica situación imperante en el país.

Los últimos años de la década de los cincuenta fueron de inquietud social en toda América Latina, pues cayeron las dictaduras de Colombia, de Venezuela y de Cuba, con la huida del dictador Batista, tras el triunfo revolucionario de las fuerzas rebeldes de Fidel Castro. Con todos estos aconteciemientos cociéndose, la heroína examinó por primera vez la posibilidad de organizar un movimiento para el derrocamiento de Trujillo. Un nuevo movimiento político antitrujillista que comenzó a construirse y que efectuó su primera asamblea constitutiva en Mao en 1960.

Pero a los pocos días de la exitosa Asamblea de Mao, una delación llevó a los servicios secretos de la tiranía informes no sólo con los nombres de los principales conjurados, sino con muchos detalles sobre la importancia de la misma. La acción de los agentes represivos fue inmediata.

El primero en ser detenido fue Manolo Tavares, seguido de Minerva, su hermana María Teresa, su marido...al final, más de un centenar pasaron por la cárcel donde fueron sometidos a increíbles torturas. No pocos perdieron la vida.

Es importante apuntar que la prisión de tantas personas, en su mayoría muy jóvenes procedentes de la clase media alta, algunos cuyos padres tenían vínculos muy estrechos con el tirano, creó un clima de tensión nacional sumamente adverso al gobierno. Y a ello se agregó la denuncia hecha por la iglesia católica por medio de una carta pastoral condenando la acción. Trujillo se vio obligado a poner en libertad a las mujeres detenidas y a decenas de jóvenes varones presos por simples sospechas. Pero poco después fueron apresadas de nuevo Minerva, María Teresa y Patria. Corría el rumor en Salcedo de que las hermanas podían sufrir un "accidente" al ser transportadas a la cárcel, estilo clásico que utilizó la satrapía cuando ordenaba la desaparición de un opositor importante, con la supuesta intención de ocultar el crimen.

Y así fue, cuando las hermanas Mirabal abandonaban Puerto Plata rumbo a su hogar, fueron detenidas aparatosamente por un vehículo que interceptó el jeep que los conducía. Introducidas a empujones al carro de los matones, y llevadas a un lugar previamente escogido en la carretera, bordeada por un precipicio, allí fueron brutalmente asesinadas a garrotazos. Los sicario colocaron los cadáveres en el jeep, precipitándolo hacia el abismo. Era un 25 de Noviembre.




"Si me matan...
Yo sacaré mis brazos de la tumba
y seré más fuerte".
MINERVA MIRABAL

A todas las mujeres muertas a manos de desalmados, a todas las vidas destruidas por la concepción machista y desequilibrada...algún día la utopía se hará realidad y viviremos en un mundo sin violencia, ni contra las mujeres, ni contra nadie!!!!!

1 comentario:

iontxu dijo...

Brindo por que la utopía desaparezca y se convierta en realidad :)