jueves, 27 de noviembre de 2008

Perdida



Todo me indica hacia arriba,

pero yo sigo en el suelo,

perdida entre tantas calles

perdida entre tantos miedos.

El cielo parece limpio

pero es un pobre agujero

señoreando la altura

tan allá, tan a lo lejos.

La torre se pavonea

marcando su privilegio

y a mí me duelen los ojos

de tanto frustrado intento.

No podemos engañarnos

aspirando a altos vuelos,

sólo nos quedan las piedras

para soñar con el cielo.

Sigo apegada a la tierra

procurando mi contento,

perdida entre tantas calles,

perdida ya sin remedio.

1 comentario:

iontxu dijo...

¡Pues habrá que ir a buscarte para que no sigas perdida! xD
Un besito desde los madriles...