sábado, 27 de septiembre de 2008

ARGUMENTOS ANTITAURINOS

Muchas veces, cuando tratamos de argumentar nuestra causa animalista, y frente a las estereotipadas y poco profundas aseveraciones de los aficionados al retrógrado espectáculo de las corridas de toros, nos podemos quedar bloqueados y sin saber qué decir. Sin embargo, existen argumentos a todas las falacias taurinas, de los que aquí expongo algunos esperando que encontréis respuesta a todas estas falacias.

--El toreo es cultura

Según el diccionario, cultura "resultado de cultivar los conocimientos humanos y afinarse por medio del ejercicio de las facultades intelectuales del hombre". Es obvio que torturar a un animal por diversión no contribuye en nada a cultivar conocimientos.

Qué facultades intelectuales puede ejercitar la tortura de un animal? La evolución mental y crecimiento espiritual como seres humanos no pasa por las corridas de toros.

--El toreo es arte

Si se entiende por arte la habilidad para hacer una cosa, torear puede ser un arte pero también lo puede ser levantar una pared de ladrillos, estafar, etc.

El hecho de que algunos artistas se hayan inspirado en las corridas de toros no hace de esta bárbara costumbre un arte. Otros muchos se han inspirado en la guerra, martirios de santos, etc… y esto no hace de estas actividades un arte.

El arte es creación, no destrucción.

--El toreo es tradición

También eran tradición los inescrupulosos combates a muerte de gladiadores esclavos en la época romana, y también es tradición la ablación del clítoris en algunos países. Por el hecho de que algo sea tradicional, no implica que deba ser conservado ya que puede consistir en prácticas monstruosas.

Muchas tradiciones han muerto gracias a la evolución y trascendencia del hombre y las corridas de toros deben seguirlas.
Como decía Manuel Machado: “Conservadores, sí; pero de la salud, no de la sarna”.

--Los toros de lidia están hechos para pelear

El toro es un animal rumiante, herbívoro y de una naturaleza poco agresiva, tiene mala vista y una capacidad limitada de enfocar.

La apariencia excitada y agresiva de los toros al entrar en la plaza se debe a que han pasado 24 horas en una caja de madera a oscuras siendo molestado de múltiples maneras (afeitado de los cuernos, sacos de arena sobre sus lomos, etc.). Segundos antes, se les ha clavado un lazo de color atado a un gancho metálico que les causa un considerable dolor en el lomo.

Por tanto, el animal sale cegado por el sol, afectado por el dolor del lazo y la aparente bravura que muestra corriendo de un lado a otro es simplemente una desesperada búsqueda de una escapatoria las ocasiones en que el toro arremete contra las personas son contadas, la mayor parte del tiempo busca una salida y mira a su alrededor en un estado de confusión.

En su medio natural y si no teme por su rebaño, los toros se avendrán a comer apaciblemente de las manos de desconocidos. Existen fotografías de familias de ganaderos tomando su picnic dominical en un prado de toros bravos...

1 comentario:

iontxu dijo...

Totalmente de acuerdo contigo y con la cita de Antonio Machado. Por suerte están empezando a aparecer cada vez más municipios a lo largo de la geografía española que se declaran antitaurinos y gente que se expresa abiertamente contra esta barbarie. El otro día leía en otro blog más de lo mismo, a ver si entre todos conseguimos erradicar este tipo de actos.